Pierde el miedo a depilarte con cera

¡Amigos! Hoy les quiero contar mis experiencias que hicieron que por años le tuviera pavor a la cera, con el tiempo aprendí unos #tips&tricks para armarme de valor y hacer de esto, una experiencia lo más amena posible.

Mis experiencias antes de la universidad fueron dolorosas y traumantes.

A los 9 años por primera vez tuve un encuentro cercano con la cera caliente. ¡Fue desastroso! 

Me depilaron las patillas porque me hicieron unos bonitos caireles para una fiesta, yo bien emocionada creyendo que era “niña grande”, total que la cera estaba HIRVIENDO y no me cortaron el exceso de cabello, por lo tanto: me quemaron, no quitaron todo y tuve que aplicarme Vitacilina por 3 días para calmar el ardor. 

Ese día me prometí que cuando creciera ahorraría para una depilación láser. (Nótese que desde entonces ya sabía que era bueno, jajaja).

Al entrar a la prepa, la vanidad y las revistas juveniles sucumbieron en mí y probé las bandas de cera fría para rostro, con ellas me depilaba el bigote, y las cejas. Todo bien y me sentí valiente para probarla en las piernas.

MI ERROR: no calenté lo suficiente esas bandas que eran para el cuerpo, y si sumamos mi cobardía para jalar, me dejé toda la cera por el dolor que sentí. Tarde un par de horas para quitarla con aceite de bebé.

Hasta que llegué a mi materia favorita por siempre: DEPILACIÓN. Y como toda valiente tomé un curso de depilación con cera tibia, la que es en barra y no quema.

¡LO MEJOR DEL MUNDO! Aprendí la técnica correcta y los tips necesarios para hacer una grata experiencia. Llevo 3 años que me depilo todo el cuerpo, y he visto los beneficios de no tener que usar rastrillo.

Depilar es todo un arte, debes ser preciso y rápido, así evitarás dolor, quemaduras o piel sensible.

Aquí mis MEJORES tips:

  • Acude con un profesional: Es importante ir con alguien que cuente con la experiencia necesaria para evitar lesiones.
  • Pregunta la técnica y marca a usar: Hay de precios y calidad, así que no dudes en preguntar que aplicarán. También relaciona el precio del servicio con la marca que utilizarán, no te conformes.
  • ¡Higiene ante todo!: Verifica que utilice guantes, cera, espátulas y bandas nuevos.
  • No subestimes: todo dependerá de tu umbral del dolor, toma como experiencia cuando te cortas o golpeas cuánto dolor sientes, y considera que será menor.
  • Es temporal: créeme el dolor no superará los 20 segundos, así que valdrá la pena cuando sientas tu piel suavecita.

Si lo haces por tu cuenta: 

  1. Elige un lugar bien iluminado y limpio.
  2. Opta por poner una manta o plástico para evitar desastre.
  3. Aplica un pre-depilatorio (puedes usar talco de bebé).
  4. Al depilar retira la banda de un solo movimiento y después coloca tu mano para que el calor de ésta calme el dolor.
  5. Finaliza con un post depilatorio: puedes aplicar aceite de bebé.

Con el tiempo, y si evitas usar el rastrillo, el vello crecerá cada vez más delgado y será menos doloroso. 

Cuéntenme: ¿Se han depilado con cera? ¿Cuál fue su experiencia?

Ara V.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s